José Luis Martínez Almeida, Socio de Honor del Club Financiero Génova

Foto de José Luis Martínez Almeida y Arturo de las Heras

Impulsado en 1972 por Juan Garrigues Walker y Antonio Muñoz Cabrero, el Club Financiero Génova se fundó en Madrid como un club social y empresarial que destacó por jugar un papel relevante durante la Transición Española como fuente de debate e intercambio de ideas. Actualmente, comparte con sus más de 70 clubes corresponsales situados en 46 ciudades por todo el mundo la reputación de ser uno de los clubes más exclusivos y activos de Europa.

Arturo de las Heras, su presidente, ejerció de anfitrión del alcalde madrileño en su visita a las instalaciones del Club, donde compartió con los socios y empresarios reunidos los principales proyectos del Gobierno municipal que dirige, así como sus puntos de vista sobre la actualidad política en todos los ámbitos.

José Luis Martínez Almeida “no solo es uno de los políticos más queridos por sus votantes, sino que también, y eso es lo difícil, ha conseguido el respeto y admiración de personas de otras simpatías políticas como Juan Echanove, Ramoncín, Joaquín Leguina o el fundador de la ‘Revista Mongolia’, que le dedican palabras elogiosas a su gestión de la pandemia”, afirmó el presidente del Club Arturo de las Heras en su bienvenida.

“Nuestro alcalde”, agregó, “es una persona conciliadora, que representa, de algún modo, aquello que caracteriza al Club Financiero Génova desde hace 49 años, que no es sino la expresión de su pluralidad y el respeto por la riqueza de las posiciones y expresiones que defiende cada uno de sus socios”.

El propio primer edil de la capital del Estado puso en valor lo que representa el Club Financiero Génova como exponente de la sociedad civil, a la que auguró un rol preponderante en el mundo que viene: “Uno de los resultados por los que me daría satisfecho de mi paso por la política será crear una sociedad civil fuerte e independiente del poder político, pues eso quiere decir que tendremos una España también mejor”, aseveró.

Martínez Almeida compartió con los empresarios reunidos un resumen de la historia política que ha hecho posible que lleve ya dos años al frente del gobierno municipal, lo que atribuye al esfuerzo de todos, incluida la oposición. Así, se felicitó de que “la imagen que hemos transmitido a los ciudadanos es que, siendo partidos diferentes, hemos sido capaces de poner en marcha una gestión poniendo los intereses de los madrileños por encima de los de los partidos”.

No negó que la gestión de su equipo de la pandemia, particularmente en los peores momentos, haya sido aplaudida por amplios sectores de la sociedad, pero no menos cierto es que en tal tarea “estuvimos juntos Gobierno y oposición”, “lo que ha sido el mayor logro político que fue la aprobación de los llamados Acuerdos de la Villa que fueron aprobados por unanimidad y que nacieron de la generosidad de ambas partes”.

“Antes de la pandemia”, sentenció el alcalde de Madrid, “había una forma de hacer política y después otra”, gracias a que el conjunto de los concejales fue un paradigma de “altura de miras”.

Por ello, se mostró convencido de que, pese al doloroso periodo que vive la sociedad madrileña, y por extensión la española, hay que “mirar con cierto optimismo hacia el futuro”, tanto que gracias a ese consenso entre Gobierno y oposición “la recuperación económica se producirá en Madrid más rápido que en otras ciudades”, gracias a su modelo de impuestos bajos, su estabilidad política, la seguridad jurídica y la certidumbre que ofrece, y, sobre todo, “su mentalidad abierta a quien quiere venir”.

En este punto, guiño al contexto político nacional, en su doble rol de portavoz del PP, cuando dijo que el pasado 4 de mayo, cuando tuvieron lugar las elecciones autonómicas madrileñas, “se puso de manifiesto, de forma abrumadora, que se quieren seguir aplicando estas políticas (…) sin olvidar la cohesión social, fundamental para que nadie se quede atrás”.

Medio siglo de diálogoEl año que viene el Club Financiero Génova celebrará su primer medio siglo de historia con la misión inicial de ser un espacio abierto de reunión para la sociedad civil, destacó su presidente Arturo de las Heras, quien citó a su antecesor, el expresidente de CEIM-CEOE Juan Pablo Lázaro cuando dijo que el Club es “un lugar donde personas que piensan diferente pueden reunirse y dialogar”.

Arturo de las Heras cerró su exposición rememorando que los fundadores del Club, del que ahora es Socio de Honor el alcalde de Madrid, formaron parte de la Transición de todo un país y “a nadie escapa que estamos también llamados a participar en esta nueva transición, inesperada y de consecuencias muy dolorosas para muchos, pero también cargada de esperanza y optimismo si nos proponemos todos en poner lo mejor de cada uno de nosotros al servicio de los demás”.

Relacionados

CURSOS SAP: Garantía de éxito laboral en el mundo digital de la empresa

Elearning Digital es una empresa joven, ágil, digital y compuesta por un equipo de Consultores…

Cómo mejorar la gamificación en las empresas españolas

La gamificación aumenta un 600% el compromiso de los empleados que teletrabajan, según datos de…

Postcovid: el 57% de los españoles come mejor pero el 38% se siente peor psicológicamente

Pese a ser algo a lo que todas las personas aspiran, hasta el punto de…

Factores determinantes a la hora de elegir comparadores de seguros, según Comparaya.mx

Los comparadores de seguro son aliados perfectos para realizar dicho proceso. En portales online como…

Fundación Mahou San Miguel refuerza sus programas sociales con tres millones de euros

Fundación Mahou San Miguel emprende un renovado Plan Estratégico para impulsar dos de sus principales…

La startup Nooddle evoluciona a ekilu para exportar bienestar ‘made in Spain’

Con más de 1,4 millones de usuarios registrados, y superando los 2 millones de descargas,…